viernes, 18 de agosto de 2017
Visitanos, Fuentes del Narcea
Logotipo Proder II Logotipo Leader
Logotipo Gobierno del Principado de Asturias Logotipo Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino Bandera Unión Europea
Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural
Europa invierte en las zonas rurales
FEADER
 COMARCA
 Patrimonio
 

LA TRANFERENCIA GENERACIONAL DE SABERES.

La complejidad geográfica de la comarca que ha determinado dificultades de accesibilidad y comunicación, también ha configurado la identidad social y cultural de la comarca. Rasgos, formas y saberes que constituyen el acervo local y que podrían, con un enfoque apropiado, ser  instrumentos de desarrollo.

A la  riqueza patrimonial y natural, de que hace gala este lugar, se suma un saber hacer, unos manejos tradicionales y una forma de vida muy ligada al territorio. Estos valores que son los que han conformado la identidad del territorio, se encuentran hoy en un punto de inflexión caminando hacia su abandono y desaparición. Requieren pues, de una urgente intervención, que permita, no solo su conservación, sino su revalorización y su incorporación a los procesos de desarrollo de la comarca.

UN RICO PATRIMONIO HISTÓRICO-ARTÍSTICO Y ETNOGRÁFICO. Dentro de lo que se ha denominado patrimonio hemos convenido realizar la siguiente clasificación: histórico-artístico, arqueológico y etnográfico.

  • Patrimonio histórico-artístico. La comarca cuenta con un importante patrimonio tanto religioso como civil, siendo en su mayoría de titularidad privada, sobre el que es difícil una intervención pública. Iglesias, capillas rurales, junto con un rico patrimonio civil de palacios y casonas blasonadas configuran el histórico-artístico de la comarca.
  • Patrimonio arqueológico. La falta de una completa carta arqueológica hace difícil no solo conocer su estado sino su existencia y situación. Restos megalíticos, de la cultura castreña prerromana, yacimientos auríferos romanos y restos altomedievales forman parte de la riqueza arqueológica. Hasta la fecha han sido escasas las intervenciones arqueológicas realizadas (castro de Larón en los años 70, castro de Tremao de Carballo, Monasterio de Corias e iglesia de Monasterio de Hermo); y ninguna, las actuaciones de preservación y revalorización.
  • Patrimonio etnográfico. El patrimonio etnográfico, mueble e inmueble, es uno de los mejores valores de la comarca que marcan su identidad y carácter. Desde las peculiares pallozas, singular modalidad de vivienda circular y con cubrición vegetal de “teito”, que con dificultad solo se conservan en el concejo de Ibias, hasta los hórreos y paneras que, algunas de ellas también con cubierta vegetal, existen en pueblos de Ibias. También los cortinos y talameiros, los  molinos y diversos ingenios hidráulicos como los mazos conforman ejemplos etnográficos que nos llevan a las formas de vida y oficios del mundo rural preindustrial. Actualmente constituyen elementos clave sobre los que es necesario plantear alguna actuación que evite su desaparición definitiva. Por otro lado, las viviendas rurales, son en si mismas por su tipología y configuración, elementos patrimoniales, que esconden además un rico patrimonio mueble y edificaciones anexas de gran interés: cuadras, bodegas, lavaderos, etc.

PUEBLOS CON IDENTIDAD. La dispersión del poblamiento junto con su concentración en núcleos cerrados y con localizaciones, a veces imposibles, han permitido conservar pueblos que aún mantienen su composición y arquitectura tradicional. El concejo de Ibias cuenta con el mejor nivel de conservación en sus pueblos (Alguerdo, Riodeporcos, Seroiro, Lagüeiro, Taladriz, Valvaler, Omente, Villardecencias…). En Cangas del Narcea, Monasterio del Coto, La Viña, Brañas de Abajo, San Pedro de las Montañas o Besullo, también mantienen alguna de las características propias de la comarca

BIENES PATRIMONIALES ESCASAMENTE APROVECHADOS. Los inventarios municipales recogen un conjunto de bienes, actualmente ociosos o infrautilizados, que pueden ser objeto de aprovechamiento y/o reconversión. Las escuelas rurales, en desuso, por los procesos de reagrupamiento escolar, son inmuebles que pueden ser reconducidos para su uso social y vecinal, convirtiéndose en verdaderos centros de dinamización rural. Los montes también pueden ser objeto de un aprovechamiento sostenible. Algunos de estos montes son de Utilidad Pública, aunque los más habituales son los montes particulares o los montes vecinales en mano común.

PAISAJES RURALES HERENCIA DE MANEJOS TRADICIONALES. Las zonas de aprovechamiento para pasto han formado parte del paisaje tradicional que se ha mantenido hasta hoy día de la mano de la ganadería extensiva. En las zonas altas y en las sierras cumbreras se localizan las brañas, asentamientos de ocupación estacional en los meses de verano para aprovechar los pastos de montaña. Cada pueblo cuenta con sus brañas donde además de las zonas de pasto, las cabañas para pastores y ganado, conforman un paisaje peculiar, que debe ser preservado. Brañas como las de Xunqueras, El Acebal, Monasterio de Hermo, Larón, La Viliella en Cangas del Narcea, Seroiro, Valvaler y Llanelo en Ibias y Braña del Monte en Degaña. Destacando como especial conjunto etnográfico las brañas de La Viña. Otros paisajes rurales que cabe destacar y cuidar, y que ya han sido mencionados con anterioridad son los vinculados a la tradición vitivinícola, aprovechamiento de cultivos de huerta y bosques.

OFICIOS, TRADICIONES Y CONOCIMIENTOS QUE SE PIERDEN. El patrimonio etnográfico y cultural abarca algo más que la cultura material. A pesar de la desaparición de los modos de vida tradicionales, aún hoy día se conservan técnicas, oficios, manejos y sobre todo costumbres y tradiciones que nos hablan de las señas de identidad de la comarca; labores de siega, elaboración del vino, la matanza, las fiestas de invierno y verano, los sistemas de ayuda vecinal que junto con los bailes y las músicas tradicionales conforman el círculo de tradiciones del medio rural. A pesar de la modernización de la sociedad aún se conservan oficios y técnicas artesanas, destacando la alfarería de Llamas del Mouro, los cunqueiros con sus técnicas de tornería, localizados en Tablao y Sisterna, los cesteiros como los de El Rebollar, o madreñeiros y ferreiros.

IMPLICACIÓN Y PARTICIPACIÓN SOCIAL. Los cambios acaecidos en nuestra sociedad han abierto un modelo de  participación y  el consenso como métodos de construcción social. Los nuevos modelos abogan por los planteamientos participativos con un enfoque ascendente que permita a la ciudadanía escoger su futuro. La comarca no se ha quedado ajena a ello, y ha sido la organización asociativa y vecinal la que ha impulsado junto los poderes públicos algunos de los procesos más importantes del desarrollo. El tejido asociativo de la comarca es muy numeroso (no suele ser muy operativo)  y con tendencia a la concentración en los núcleos urbanos. En los últimos años han aparecido en algunos pueblos, asociaciones  que un carácter cultural y vecinal, que son piezas fundamentales en el medio rural y especialmente para sus vecinos como canalizadores de las relaciones sociales internas (Gedrez, Posada de Rengos, San Antolín de Ibias, Tablao). Igualmente, la agrupación profesional o empresarial comienza a ser significativa en la comarca (asociaciones de autónomos, empresarios de turismo rural, viticultores), así como las de carácter lúdico-deportivo (bolos, cazadores)



 
20/07/2017   Diagnósticos de In ...
15/05/2017   Modificacion Plan ...
21/04/2017   Curso de Micología ...
Ver todo el listado de noticias
INICIO PROGRAMA LEADER
INICIO PROGRAMA LEADER
AYUDAS Y SUBVENCIONES
AYUDAS Y SUBVENCIONES
Ver documentación  [ 32 ] Pdf

Calle Uría, 4 bajo - 33800 Cangas del Narcea (Asturias) - Tlfno. 985 813 756 - Fax. 985 811 437 - info@altonarceamuniellos.org  © 2008

Rss W3C Xhtml W3C CSS